Primeros días de clase

Muy buenas

Ya casi vamos a meternos en materia pero, mientras tanto, habrá que hacer algo con los ñajos, ¿no? Como ya tienen 4 años, el período de adaptación ha sido breve y, aunque de manera relajada, ya hemos estado “trabajando”.

Hemos estado repasando colores, formas, números,… y hemos introducido las letras. ¿Cómo?:

  • confeccionando unas tarjetas en las que hay escrito su nombre en mayúsculas junto a su foto. Primero se les presenta tapando la foto para ver si adivinan de quién se trata.
  • buscar su tarjeta entre todas las demás y, con ella de la mano, buscar cuál es la letra por la que empieza su nombre en unos sellos que tengo. Cuando la identifiquen, se les pone un sello de la letra por la que empieza su nombre. Para ell@s, su nombre es muy importante, por eso empezamos por ahí. Si hay curiosidad, hay motivación.
  • las vovales son las primeras letras que abordamos con más hincapie. Por ello, vamos a enseñarlas a través de la manipulación. Y la plastilina es una gran herramienta para ello.  Dibujo en la pizarra una vocal y les pregunto cuántos churritos necesitamos para hacer dicha vocal. Por ejemplo, la E necesita un churrito largo y tres cortos. Cuando ya tienen los churritos, deberán fijarse del modelo de la pizarra y reproducirlo igual en su mesa.
  • con los números hacemos la misma operación. Les pregunto por los churritos y, luego, tienen que reproducirlo en su mesa. La dirección es importante, por eso insito en que sea igual y no parecido.

Aquí os dejo unos ejemplos de cómo les queda:

 

Y como dijo San Crispín, esta entrada llegó a su fin.