¡Nuevo curso!

Pues ya llegó septiembre… y con él el nuevo curso.

Este año me tocan los de 4-5 años (la edad que más me gusta), así que el período de adaptación lo estamos llevando de maravilla. Conociéndonos los unos a los otros, todo es más fácil.

Cuando estemos todos más o menos adaptados, empezaremos un proyecto sobre dragones que promete ser bastante divertido así que ya os iré contando.

Cambiando un poco de tema…. Este verano he estado bastante activa en cuanto a manualidades se refiere. Una de ellas ha sido ésta. Un regalo cumpleañero para un buen amigo cuentero.

Como veis, son piedras (unas compradas y otras traidas desde Irlanda) en las que he dibujado una serie de elementos (fácilemente reconocidos tanto por peques como por mayores) para ir sacándolos e ir contando una historia.

Ya sé que podría haberle comprado los stories cubes ( si no sabes qué son pincha AQUÍ ) pero un regalo hecho a mano me parece infinitamente mejor. Por el tiempo que uno invierte pensando y creando, por el amor con el que se hace y porque sabes que no habrá otro regalo igual (aunque lo haga la misma persona y haga lo mismo, será diferente).

Y, aunque éste es un regalo cuentero, se puede versionar para usarlo en clase. Por ejemplo:

  • pintando cada piedra de un color. Quien lo extraiga deberá decir de qué color es. Se puede decir en español, en inglés o en el idioma que se demande.
  • cuando todos tengan una piedra, se agruparán por colores.
  • dibujar un número por piedra. Cuando lo saquen deberán decir qué número es.
  • cuando todos tengan una piedra, colocarse en orden ascendente o descendente.
  • dibujar una letra por piedra. Cuando lo saquen deberán decir qué letra es.
  • formar grupos y que cada uno forme una palabra.
  • dibujar elementos que pertenezcan a una misma categoría como medios de transporte, animales acuáticos o partes del cuerpo.

Seguro que hay más formas de utilizar las piedras. A mí se me han ocurrido éstas, pero si a ti se te ocurren otras estaré encantada de escucharlas.

Y como dijo San Crispín, esta entrada llegó a su fin.