Lobo

Buenos días!

Hoy os vengo a hablar de un cuento para los más peques de la casa.

lobo

Se titula Lobo y, como veis en la portada, vemos un dentudo lobo.

La historia es muy simple. Vamos a ir poniendo al lobo las diferentes partes de su cara. Su nariz, un ojo, el otro ojo, las orejas, los dientes de arriba, los de abajo, la cabeza y la servilleta (porque va a comer).

El qué ya lo tendréis que descubrir vosotros ; )

Al mismo tiempo que vamos contando este cuento podemos ir diciendo a los ñajos que ellos mismos se toquen los ojos o la nariz, según se lo vaya poniendo el lobo.  E incluso podemos cantar la canción que dice “jugando al escondite en el bosque anocheció (bis), el cuco cantando el miedo nos quitó (bis). Loooooboooooooo, ¿dónde estás? Y el lobo responde: estoy poniéndome la nariz.” Y así con todo lo que se va poniendo.

Y como dijo San Crispín, esta entrada llegó a su fin.